Cómo conectar un smartphone (y una tableta) a un televisor

Los teléfonos móviles se han convertido en potentes centros multimedia capaces de reproducir multitud de formatos de imagen y sonido, de navegar por Internet y acceder a infinidad de servicios de ocio online. Sin embargo, sus reducidas pantallas hacen difícil poder disfrutar de estos contenidos con la máxima calidad audiovisual, de ahí que muchas veces resulte interesante conectarlos a otras de más pulgadas.

¿Es muy complicado ver el contenido del smartphone en un televisor de gran formato? Pues no. Afortunadamente la tecnología ha simplificado mucho esta tarea en los últimos años, dándonos múltiples opciones, tanto cableadas como inalámbricas que nos facilitan compartir contenidos en una tele, sea esta smartTV o convencional.

La opción más directa: un cable HDMI

La opción más sencilla y directa pasa por conectar el teléfono a través de un cable a uno de los puertos HDMI del televisor. Pero ¿cómo lo hago si mi smartphone no tiene una toma HDMI? Tranquilos que es lo más normal del mundo. Aunque algunas tabletas sí vienen con este tipo de salidas de serie (en formato mini o micro), en los móviles no suele ser habitual.

No obstante, se suele dar la opción de adquirir algún tipo de adaptador externo (por ejemplo en el caso de Apple para pasar de Lightning a HDMI), aunque lo más habitual en móviles de los últimos años es que tengan un puerto compatible con el estándar MHL, o lo que es lo mismo, con el Mobile High-definition Link.

Se trata de un tipo de conexión surgido en 2010 que permite transmitir vídeo con calidad 1080p sin comprimir (sonido a 192 kHz y 7.1) desde teléfonos y tabletas a pantallas y equipos de vídeo (por ejemplo proyectores) más grandes utilizando solo 5 pines. La conexión MHL permite recargar el móvil conectado proporcionando 5 voltios y 500 mA al mismo tiempo que se realiza la transmisión de vídeo y audio, así como usar el mando a distancia del televisor para controlar las funciones del teléfono.

Como vemos, es la opción más directa. Solo hay que enchufar el cable en el móvil y en la tele (en un puerto compatible con MHL) y como mucho activar la opción de pantalla externa en el terminal seleccionando además la entrada de vídeo que corresponda en el televisor si no se activa automáticamente. Es importante asegurarnos de que el móvil es compatible y sobre todo de elegir un cable de calidad para evitar posteriores problemas de interferencias y cortes en la imagen o sonido.

¿El principal inconveniente de esta forma de conexión? Pues que al utilizar un cable estamos limitados con su longitud y probablemente tengamos que andar levantándonos del sofá para hacer cualquier cosa con el teléfono.

Estándares inalámbricos

La siguiente gran opción para ver el móvil en pantalla grande pasa por utilizar alguno de los estándares inalámbricos que están disponibles en el mercado e implementados tanto en los teléfonos como en los televisores y otros equipos multimedia domésticos. Los tres más utilizados y extendidos son: DLNA, Miracast y Airplay, cada uno con sus particularidades, ventajas e inconvenientes.

  • DLNA:

Las siglas DLNA son la abreviatura de Digital Living Network Alliance, un estándar al que están suscritas más de 250 empresas de tecnología y cuya misión es poder compartir contenidos en red desde cualquier dispositivo, sin importar la marca o modelo. Los equipos compatibles pueden ser de todo tipo, incluyendo routers, televisores, discos duros, teléfonos móviles, ordenadores, etc., aunque necesitan estar conectados a una red local por WiFi o Ethernet.

En general hay tres tipos básicos de equipos con diferentes roles dentro de una red DLNA: un servidor en el que alojar los archivos multimedia (un disco duro de red, un ordenador, o el propio móvil etc.), un reproductor que reproducirá los contenidos (en nuestro caso el teléfono) y un renderizador (una pantalla o equipo de sonido). Al estar todos ellos dentro de la misma red, la detección debería ser automática (o casi) y solo hay que seccionar en el terminal por qué dispositivo queremos reproducir el archivo de vídeo o de sonido.

  • Miracast:

DLNA está muy bien para reproducir vídeos en la tele y escuchar la música del móvil en un equipo estéreo o una barra de sonido. Sin embargo, si lo que queremos es visualizar todo el escritorio del teléfono en la pantalla grande, tal cual lo vemos en nuestro móvil, entonces la opción más recomendable pasa por el estándar Miracast.

Miracast es un protocolo que permite mandar vía un enlace WiFi Direct la pantalla del dispositivo móvil en tiempo real a un televisor o monitor compatible. Surgió con Android 4.2 y para que funcione necesitamos que el móvil o tableta ofrezca esta posibilidad y que la TV tenga WiFi y sea compatible.

2 comentarios de “Cómo conectar un smartphone (y una tableta) a un televisor

  1. Estoy interesado en este articulo tanto como otros y quisiera que se publicaran algunas imagenes o se dire algunas explicaciones detalladas como de marcas y precios y formas esactas de conexion de estos equipos, Tambien me gustaria saber si existe alguna forma de conectar estos equipos con televisores analogicos (quiero desir que no tengan HDMI). Espero como siempre una explicaciono esacta como lo han desarrollado en otras ocaciones por el blog el cual se los felicito y soy usuario frecuente del mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *